8 de julio de 2015

BUZIOS PARTE II / BUZIOS PART II

















Nuestros atardeceres en Buzios transcurrían mucho más fuera de la playa que en ella. La verdad es que amanecíamos bastante temprano, para poder aprovechar más el día y el mar. El sol se ponía como a las 5 de la tarde, o sea que parecían las 6.30, así que nuestro ritual consistía en  dar algunas vueltas (algunos días en boogie, otros días en auto), bordeando y conociendo más de la geografía de Buzios. Y cuando la hora mágica casi llegaba a su fin, nos íbamos al centro por un rico café y algo dulce. Nos gustó tanto el Café Finlandés que lo repetimos varias veces. El café era riquísimo y siempre tenían tortas, no solo vistosas y tentadoras, sino también distintas y deliciosas. Probamos una torta de banana súper suave y adictiva, y hasta una de mousse de chocolate que era dietética ¿?. Nunca entendimos donde estaba lo dietético porque sabía igual que una común. De hecho por eso la pedimos., el mozo fue muy buen consejero. Este café es chiquito, coqueto y está escondido en una galería del centro. Buzios es un pueblo pequeño, si lo buscan seguro lo encontrarán.
Otra día tuvimos la suerte de coincidir con Caco y Marian, amigos con los que almorzamos en Rock-A , pasamos la tarde en Geribá y terminamos tomando tragos en el hotel donde ellos se hospedaron. Un lugar encantador sobre la playa que se llama Le Relais La Boire pero del que lamentablemente no tengo fotos.
En los próximos post les voy a mostrar y contar algo sobre Arraial do Cabo y Cabo Frío. Además de otros lugares para conocer y comer rico en Buzios.
Espero que les hayan gustado las imágenes.
Y como siempre, les recuerdo que también pueden seguirme en Instagram.



2 de julio de 2015

29 de junio de 2015

BIZCOCHUELO INTEGRAL









Los días lluviosos piden torta o cualquier cosa rica para la hora del té.
Hace mucho que no hacía una torta y como no teníamos ningún plan, no iba a hacer nada demasiado elaborado. Así que simplemente decidí probar una nueva receta de bizcochuelo.
Mientras lo estaba preparando, Fede me dijo que nos habían invitado al cumpleaños de un año, del hijo de un amigo al que no veía hace mucho, y con el que se debían una reunión y por supuesto, una zapada. A pesar de ser un domingo gris, nos surgieron ganas de salir a encarar el afuera, además de que para mí, era la excusa perfecta para compartir la torta y así no correr el riesgo de que se desperdicie, y se quede en casa secándose toda la semana.
Buena decisión haber salido, no solo porque Fede pudo ver a su amigo, porque la pasamos muy bien charlando y compartiendo anécdotas, sino porque también se dieron el gusto de tocar, prestarse instrumentos y yo pude sacarles fotos y escuchar. Y sí, cuando vivís con un músico, un simple cumpleaños infantil, se convierte en un recital de rock.
El bizcochuelo? Bueno, había tantas tortas en la heladera de esa casa, además de toda la comida que había sobrado del cumple, que me agradecieron por haberla llevado pero también me agradecieron por traérmela devuelta.
Así que con torta pero sin guitarra (Fede se la olvidó), dimos por terminado el fin de semana.
Y qué bueno que me la traje, es tan rica que me estoy comiendo una generosa porción mientras escribo este post.
Háganla, es suave, aireada, liviana, fácil y rápida. Qué más? Ah sí, sanísima, porque usé todos productos integrales y orgánicos.
Les recuerdo que estoy en Instagram: julia.menendez

Va la receta: 
Ingredientes
4 huevos
140 grs de azúcar orgánica
2 cucharadas de aceite de girasol
1 cucharadita de vainilla
7 cucharadas de harina integral orgánica
2 cucharadas de polvo de hornear
Preparación
Entibiar los huevos con el azúcar y batir hasta lograr una preparación bien espumosa. Incorporar el aceite y unir. Perfumar con la vainilla.
Tamizar la harina, el polvo de hornear y agregar a la otra mezcla, suavemente y con movimientos envolventes para mantener la espuma.
Colocar en un molde de 22 cm de diámetro (yo usé uno redondo pero pueden usar cualquier otro de tamaño similar). El bizcochuelo crece pero es una torta chica, no es muy alto por lo cual se puede usar un molde de altura mediana.
Forrar el molde con papel manteca, enmantecado. Precalentar el horno y cocinar a temperatura suave durante 45 minutos aproximadamente. Enfriar y desmoldar.



24 de mayo de 2015

Leche de almendras, 6 muffins y 1 budín




Sigo probando nuevas recetas y formas de alimentación, además de evitar todo lo que sea transgénico. Cada vez estoy más en contra de lo químico, artificial y por ende antinatural. Nunca fui extremista, no tengo intención de convertirme ni en vegetariana, ni vegana, simplemente estoy cada vez más comprometida en cuidar mi organismo, el de la gente que quiero y el mundo en el que todos vivimos. Creo en esa idea de que con pequeños cambios después vienen, se hacen y se ven los grandes cambios. Es por esto que informándome termino incorporando nuevos hábitos que son pensados, probados y elegidos. Hace tiempo  que en mi hogar casi todo lo que se cocina con harina es integral y estoy tratando de que cada vez más todo lo que consumimos sea orgánico. Esta semana hice por primera vez leche de almendras y como queda mucho residuo del producto final, me dio mucha lástima tirarlo y no usarlo para algo más. Les recomiendo que si se toman el tiempo y el esfuerzo de hacer su propia leche usen un poquito más de energía para aprovechar todo lo que sobra. En mi caso no solo aproveché sino que recurrí a mi creatividad y debilidad por la cocina dulce y salieron 6 muffins y un budín. Nada mal eh?
Va la receta:
Ingredientes
200 grs de harina integral
1 taza de residuos de leche de almendras
125 grs de azúcar
1 pizca de sal
20 grs de polvo de hornear
190cc de yogurt natural
1 cucharada de leche de almendras
1 cucharada de aceite de coco
1 cucharada de aceite neutro
1 huevo
1 cucharadita de esencia de vainilla
Ralladura de una naranja y un limón
2 peras
Preparación
Mezclar en un bol la harina, el residuo de las almendras, el polvo de hornear, la sal y el azúcar. En otro bol el yogurt, los aceite, la leche de almendras, las ralladuras, la vainilla y el huevo. Incorporar la mezcla líquida a la seca y luego ir cortando en pedacitos la pera y mezclarlos en la preparación.
Rellenar 6 pirotines de muffin y una budinera previamente enmantecada. Llevar al horno precalentado a 170ºC durante 30 minutos aproximadamente o hasta que al introducir un palillo salga seco.
Les recuerdo que también estoy en Instagram: juli.menendez

27 de abril de 2015

BUZIOS PARTE I / BUZIOS PART I
















Este año me tomé tres semanas de vacaciones. Dos para viajar y descansar y una para ocio creativo y trabajar en nuevos proyectos.
El destino elegido fue Brasil por varias razones: queríamos ir a un lugar con mar y playa, que hiciera calor sí o sí, y además porque era desconocido, al menos para mí. Fede ya había ido varias veces.
Estuvimos en dos lugares: Buzios y Río de Janeiro. Llegamos al segundo punto para seguir de largo hacia el primero y allí quedarnos 11 días. No sé si es por una cuestión de gustos o porque la Posada que habíamos reservado no era lo que esperábamos, pero creo que hasta 5 días en Buzios es más que suficiente.
Este pequeño pueblo pesquero es lindo y rústico. Tiene alrededor de 9 playas muy distintas unas de otras, un centrito muy pintoresco y siempre, siempre, es húmedo y caluroso. Buzios estaba lleno de argentinos y de brasileros, pero el tema es que estaba muy lleno. La ciudad se mantuvo completa durante los 11 días que estuvimos allí y en casi todas las playas les gusta escuchar la música muy fuerte. Y esos dos detalles no son un buen combo para una pareja que necesitaba,  deseaba y se había mentalizado con llegar a una playa y no hacer otra cosa que disfrutar y descansar.
Por este motivo, la playa que más nos gustó fue Geribá. Era larga y ancha. La arena era clara y las olas bravas. No había música y por ser grande, por más que hubiera gente, no nos sentíamos invadidos. En casi todas las playas hay sombrillas y reposeras. En algunas te cobran por ocuparlas y en otras solo tenes que consumir algo para poder usarlas todo el día.
Otra playa que nos gustó es playa Brava. Esta queda al norte. Es muy pequeña y por la tarde ya casi no hay sol porque este se esconde detrás de un morro. Pero lo mejor de esta playa es su parador: RockA, uno de los mejores restaurantes de Buzios. El lugar es encantador así como también su atención, y su comida merece ser probada en más de una ocasión. Allí se come la pesca del día y las preparaciones son de autor. Platos creados con calidad y dedicación. Es por esto que fuimos varias veces.
En el próximo post les muestro algo del centro de Buzios, más playas y más opciones gastronómicas.
Les recuerdo que estoy en Instagram: julia.menendez

8 de abril de 2015

SMOOTHIE / LICUADO / BATIDO







Ya de vuelta de las vacaciones hay mucho por editar, mucho por aprender, mucho por trabajar, mucho por estudiar, mucho por vivir!
Algunas de las cosas que sigo cambiando o más bien incorporando, son los hábitos saludables. Sin fanátismos y sin medidas extremas. Simplemente ir probando cosas nuevas, viendo si me gustan y lo más importante si me hacen bien. Una de ellas es el nuevo integrante de mis desayunos: el smoothie, o licuado, o batido. Ya se, no les estoy presentando nada nuevo, porque hace rato que están muy de moda. Solo les quería contar a los que no lo probaron y también a los que sí, por qué no? Que vale la pena y lo super recomiendo, no solo para la mañana sino para cualquier momento del día. Son energizantes, saciadores y encima riquísimos. La clave está en los ingredientes que elegimos y lo bueno es que todos los días pueden ser distintos. Creo que a cualquier buen smoothie sano y natural no le puede faltar: mínimo dos frutas distintas, leche vegetal, algún super-alimento y hielo.
Mi smoothie de hoy para despedir las vacaciones tenía:
Media banana.
2 ciruelas.
2 cucharaditas de semillas de Chía activadas con leche de soja.
1 cucharadita de Maca.
Más leche de soja.
Hielo.
Ah, otro de los cambios es que después de 10 años de ser rubia volví a mi color de pelo ( o algo parecido). No se si mi coquetería y adicción a la peluquería se calmarán y me dejarán mantenerlo así pero por el momento estoy muy contenta con este estilo más natural y como dicen algunos por ahí, más creíble.
Espero que a ustedes también les guste.

3 de marzo de 2015

ON INSTAGRAM


Ya hace rato comenzó el 2015 e inevitablemente con el cambio de un año a otro, los recuerdos continúan fluyendo sin parar. Caen como diapositivas a gran velocidad en mi cabeza. Imágenes de años anteriores y otras de un pasado más cercano. El tiempo pasa rápido es inevitable pensar. Pasaron tantas cosas y actualmente vivo tantas otras. Por suerte sigo manteniendo este espacio donde puedo guardar mis recuerdos. Volver a mirar cada imagen que capté para siempre, me permite volver a disfrutar cada momento, cada experiencia y a su vez, poder compartirlo con ustedes.
Gracias por seguir, gracias por estar.

Para comenzar a seguirme en Instagram: Julia.Menendez